¡Ayuda! Quiero cambiar mis hábitos

Las decisiones que tomes correctamente respecto a tu alimentación son las que harán que te sientas y por lo tanto te veas saludable. El alimento es nuestra principal medicina preventiva, sin embargo, en la actualidad lo vemos sólo como parte de una actividad que debemos realizar en el menor tiempo posible. Hemos perdido el objetivo fundamental de la alimentación: nutrirnos.

Hoy en día con la presencia de tantas enfermedades relacionadas con la alimentación buscamos cuidarnos para mantenernos saludables, pero… ¿qué significa ser saludable? La respuesta parece tan obvia que todos la damos por hecho, pero la salud realmente no es tan evidente ni tan garantizada.

La salud es mucho más que la ausencia de enfermedad, es vivir con vitalidad, energía; es un estado de bienestar y felicidad. Cuando uno está saludable, es evidente en las relaciones con los demás, en nuestra apariencia física, en cómo nos expresamos y en nuestra forma de vivir en general. Somos un conjunto de decisiones, por lo que una persona saludable tendrá hábitos saludables y tomará elecciones diarias que la llenen de positivismo y energía.

¿Cómo comenzar este cambio? La solución no está en una pastilla. La solución es muy clara y precisa y está dentro de nosotros: cambiar lo que nos ha puesto donde estamos. Precisamente esto, que la solución rece en las personas es lo difícil ya que muchas veces somos nosotros quienes nos mostramos reacios al cambio.

Para que tu cambio sea gradual permanente, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.- No se trata de restringir, sino de crear nuevos hábitos positivos.
2.- El cambio debe de ser fácil, práctico y adaptable a tu estilo de vida.
3.- El cambio debe ser gradual, sin prisas y sin comparaciones.
4.- Cambia una sola cosa a la vez.
5.- El cambio debe ser realista y sostenible.
6.- Sé flexible.
7.- El cambio debe de ser constante y por convicción para poder disfrutarlo.

Algunos cambios pueden ser: aumentar tu consumo de agua natural, evitar alimentos tan procesados y optar por más naturales, hacer ejercicio, meditar, ente otros.

Empieza hoy. No se requiere de una gran lista de cambios para el día siguiente, sino de voluntad, disciplina y ganas de estar, sentirte y verte mejor.

L.N. Patricia Armenta Ced. Prof. 0245766